07 febrero 2007

cautivar es delito,es mejor no hablar

Vivimos en la maldad de los términos, en los análisis tendenciosos de los párrafos, en la disección de los comentarios como si todo aquel que se dirige a los micrófonos tuviese la capacidad de infalibilidad y los analistas estuviesen listos para romper el dogma expresado. Para mí, la realidad es la que vivimos con la realidad de lo que tenemos, somos y podemos presentar, el resto son especulaciones y deseos con los que algunos viven, bueno, algunos viven de ellos. Personalmente tengo claro que es lo que quiero para Euzkadi, creo que tengo claro como me gustaría hacerlo.

Pero en ese camino están los imprevistos, los imponderables y la realidad activa en la que esta sociedad vive, una sociedad que corre en sus planteamientos, que multiplica sus velocidades con respecto a las de unas décadas atrás, una sociedad que vive y entiende de una manera diferente todo tipo de realidades sociales, políticas o culturales.

Cada individuo, cada ciudadano, hace su escenario de interpretación con la realidad de sus experiencias vitales, las deformaciones profesionales, etc. Estas experiencias, esta formación del carácter individual, hace que cada uno aplique su experiencia en aquellas tareas que le son encomendadas, buscando socios y métodos que le acerquen al fin definido.

En el partido que yo vivo y del cual no vivo, creo que tenemos dos fundamentos claros, hacer política en paz, en la paz de ETA y en la paz del Estado español. Para buscar el segundo y definitivo, el reconocimeinto de Euzkadi como Nación en todos los ámbitos internacionales, en definitiva la burujabetasuna.

Para esto, deberemos hablar, negociar, dejar de hablar, enfadarnos y cautivar. Si cautivar, de la misma manera que debemos de cautivar a los otros para que se autodeterminen de ETA. Cautivar no es renunciar, no es doblegarse, no es perder la línea de meta, es todo lo contrario, hacer para convencer, llevar la iniciativa, es convencer,,, es decir,, lo mismo de otra manera, es ganar.

Yo aprecio lo que tengo, lo logramos con nuestro esfuerzo y con las zancadillas de los plantados a nuestra derecha y nuestra izquierda en proporción similar, conociendo el esfuerzo de hombre y mujeres para avanzar y no para satisfacer. Por esto prefiero hacer mi camino hasta que otros muestren interés en consolidar un proyecto definición nacional en el que trabajemos todos, en el que estemos para conseguir eso y no otras justificaciones para segundas necesidades. Pero sin dudarlo, respetando y trabajando con los que no me dan la razón, para cautivarle y convencerle de que creo en nuestro futuro, que haremos por un camino de igualdad de derechos, paz y respeto a todos los derechos humanos, políticos y humanos, que deberán ser respetados por todos los que los violan los derechos desde su fuerza. El estado español y la organización armada.
¡¡¡¡¡¡Bueno, pero si no la queremos cautivar, igual mejor convencerla a hostias!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión