04 febrero 2007

Santa Águeda

Itxartu taldea, Algortako batzokian 19:00
Santa Águeda es una de las primeras vírgenes mártires occidentales. Nació en Sicilia en 230 y fue martirizada en Catania el 5 de febrero del 251 por querer preservar el cristianismo frente a la propuesta de matrimonio de Quinciano.
Al igual que otros muchos mártires, Santa Águeda fue nombrada patrona en muchos pueblos de Euzkadi. Entre ellos, Barakaldo.

El santuario de Santa Águeda en Kastrexana (Barakaldo)

Tanto por sus aspectos lúdicos como religiosos, las romerías celebradas en torno a este santuario –más que ermita- destacan notablemente entre las dedicadas a Santa Águeda en nuestro ámbito. Está situado en un rellano a 200 m. de altura, en las estribaciones del monte Arroletza (452 m.), sobre la calzada del puente de Kastrexana en la ruta jacobea de la costa, y a escasa distancia de la que desde Bilbao conducía –por Balmaseda- hacia la Meseta. Estratégica situación que convertirá al santuario y a su entorno en teatro de operaciones en todas las guerras civiles de los siglos XIX y XX. Hoy se accede al mismo por la carretera local que desde Kastrexana conduce, por Santa Águeda y el collado de Basatxu, hasta Cruces, barrios ambos especialmente vinculados a sus romerías.

Las primeras noticias documentales constatan que el santuario ya existía en 1584, posiblemente levantado sobre los cimientos de una ermita anterior. Remodelado a lo largo de los siglos, sus últimas restauraciones datan de 1959 y 1996. Por su alejamiento de la parroquia matriz de San Vicente de Barakaldo, y tras convertirse en aneja, pasará a depender de San Bartolomé de Alonsotegi en 1882, y de la parroquia de Santa Águeda de Kastrexana a partir de 1956. Con anterioridad a la industrialización, contó con su propia Casa de la Novena y con una de las tres ventas o tabernas del municipio. Además del retablo rococó con la imagen titular de Santa Águeda, a ambos lados del presbiterio hay sendos bajorrelieves dedicados a Santiago y Santa Ana; pero, sobre todo, una imagen de alabastro de Santa Águeda –depositada en la sacristía- con la cabeza separada del tronco, de hacia el año 1350.

El imaginario popular satura el entorno de Santa Águeda, desde Basatxu hasta Ibarreta y Solondo, con apariciones de brujas y de diversos personajes del universo sacral cristiano: la propia Virgen –por alusión a la santa-, una imagen de San Antonio de Padua e incluso el Diablo, atribuyéndose a éste o a las brujas la construcción del puente de Kastrexana.


Saludo tradicional de los quintos Arratianos
Oles ta oles bakean
kantetan asi gaitean
Agate Deuna kantetan gatoz
etxe ontako atean.
Kantauko badu esan deiskula
iñor badago etxean
iñork ezetzik eztiño eta
kantetan asi gaitezan

http://www.euskonews.com/0019zbk/gaia1905es.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión