05 octubre 2007

Victimas, victimas y victimismo.


Siento oírlo y leerlo, no entiendo cuál es el motivo por el que argumentan su no-asistencia al pleno del parlamento vasco con la propuesta del lehendakari.
Me confunden, me apena. Sabemos que desde este Pueblo sale una violencia política no legitima, pero no podemos olvidar que es la respuesta a la violencia que desde hace siglos se viene cometiendo con los derechos de este pueblo o por lo menos, así lo argumentan.
El lehendakari realiza una "propuesta" política legitima y democrática, si las victimas pretenden utilizar su situación para cohartar las iniciativas políticas de los que no hemos creado esa violencia o hemos sufrido una similar, están equivocados. Otros, como probablemente algunos de ellos, sufrieron la violencia de la injusticia irracional.
Nuestros mayores, aquellos de los que aprendimos y de los cuales tenemos la conciencia de su lucha contra el fascismo y la legitimidad, sufrieron la violencia y sus familias fueron victimas de un Estado que durante años castigo sin piedad a sus mujeres e hijos, siendo así, continúan en situación de desamparo por parte de un Estado regenerado, con pequeños homenajes y con la única indemnización de aquella primera llamada "de tiempos de prisión" y otorgada por el PSOE en el año 1986 tras muchas peticiones de otros y después de revisar sin ayudas los archivos de prisiones.
Respetadas victimas, si ustedes no reconocen que esta ciudadanía y sus instituciones han dado pasos importantes en el reconocimiento y estima de la tragedia que sufrieron, se equivocan, en esta pequeña tierra, hemos cambiado, entendimos que no podíamos girar la cabeza ante la barbaridad que se cometía contra otros ciudadanos, no podíamos mantener aquella repetida "algo abra hecho".
Como resumen, ni todos ejercimos violencia contra otros individuos, ni fuimos los primeros en utilizarla para someter derechos o reclamaciones. Y cuando utilizamos la fuerza, fue legitima contra aquellos que en cada momento fueron herederos de fuerzas y poderes. Y para que nadie se confunda, legitima fue la de los gudaris del 36 y no de otros que se la otorgan.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Deja tu opinión