07 diciembre 2007

Algunos pelos que se dejan en la gatera


El correo publica la expulsión de los alderdikides de Ondarroa, como es natural, informa de una parte de la noticia, comentan solo unos detalles de la misma.
Podemos estar desacuerdo o en desacuerdo, las sentencias de los tribunales son la aplicación de los reglamentos y seguramente el tribunal municipal juzgo con los fundamentos de derecho que el denunciante exponía, desconozco la argumentación de los demandados, pero de todo esto, algunos solo utilizaran una parte para mantener la cuña. Es de reconocer que se juntan las actitudes tomadas por los electos y la postura de la demandante. Personalmente, pudiendo compartir una parte de las razones, me quedaría con otras que también están sobre la mesa.
Pero el medio que publica, busca informar haciendo cuña con el asunto. Habla de las veces que el presidente del BBB acudió para que los expulsados cambiasen de postura y aceptasen el cargo, pero creo que se olvida de las gestiones que algunos han realizado para que esa denuncia no se presentase.
De entre los expulsados, sabemos que algunos fueron conminados en mantener la postura de no-aceptación de los cargos cuando no compartían totalmente la misma, sabían que la esencia y la apuesta no venia de Ondarroa. Pero es cierto, desobedecieron a la ejecutiva y se enrocaron por una tendencia dentro del Alderdi. Pero tan cierto que algunos de los electos se mantuvieron para darse mus y no continuar sufriendo la presión de los que argumentan con insultos, agresiones y fuego. Las personas que viven acosadas en el pueblo, sufren por las amenazas que sviven sus familiares, para algunos, fue la excusa para quitarse ese peligro de sus entornos. Sinceramente, esto solo lo podrían juzgar quienes han sufrido como ellos en los cotidiano, en lo diario, en cosas tan simples como comprar el pan, en cosas tan simples como que no te lo quieran vender el pan o que te digan que no te venden donde tenias la costumbre de comprar.
Si debo decir que políticamente no es responsable, que se dejaron enredar y que tomaron la decisión equivocada, debían haber desoído los cantos de las sirenas y de los delfines.
Hoy conocemos las informaciones publicadas, aderezada con los toques de ilustración que buscan seguir cargando las luchas de unos, pero dejando el detalle que comentaba, el intento para que esa denuncia no fuera presentada.
Se busco una solución de la que deberemos aprender, se busco una solución que saca lo bueno de nuestra gente, una solución que equipara los tiempos de sufrimiento de otras épocas, de esas épocas en las que Alderdi y sus gentes, sufrieron con los fascistas que vinieron de fuera y que ahora vivimos por los fascistas de dentro y entre los que hay descendientes de los de antes.
De toda esta desagradable situación, solo queda el honor y reconocimiento para los que ahora ocupan esos cargos en beneficio del pueblo de Ondarroa. Para que no sea teatro de experimentos de una opción que vendió una tregua como herramienta de futuro, de una opción que vendió un juguete roto, de una opción que consiguió los votos con la mentira de un juguete roto, de una paz rota por ellos, de una opción ilegitima por sus mentiras. "La mentira de la PAZ".

Félix ,Ibon ,Josune ,Amaia ,José Luis ,Ricardo ,Gotzon ,Joseba Ander ,María Esther.

Oroi, Otoi, Jarrai


1 comentario:

  1. Creo que nos vamos a dejar algo más aparte de unos pocos pelos (y en mi caso eso es ya irrelevante). Comparto lo que comentas, pero creo que la OM de Ondarru no se ha pronunciado todavía, y es un actor clave en este caso.
    De todos modos, esta es una consecuencia interna de la Ley de Partidos, que desdibuja la realidad politica de Euzkadi y nos retrotrae a tiempos pasados. Parece que las heridas siguen sin curar, la salida de JJ del EBB no ha cerrado la disidencia en el Partido y las rencillas personales (estoy seguro que tienen mucho de eso) no hacen sino enturbiar el ambiente.
    En Bizkaia ni tan mal, pero en Gipuzkoa andan a tiros... Se nota que Ondarru es el último pueblo de Bizkaia antes de entrar en Gipuzkoa. Va a hacer falta mucha capacidad de negociación para serenar el ambiente, y no es precísamente lo mejor que podríamos desear al filo de entrar en un año en el que se van a proponer propuestas importantes para todo el País. Comparto asímismo el reconocimiento que realizas a los componentes de la Gestora de Ondarru... la cuestión es ¿lo hará también el Pueblo de Ondarru?

    Un saludo en JEL

    ResponderEliminar

Deja tu opinión