28 junio 2008

Bide berria


Ayer culminamos la ultima fase de un compromiso electoral, dijimos que daríamos la palabra al pueblo, en ello estamos, pero los augurios predicen "recurso".

Un recurso complicado de redactar en el argumentario, pero sencillo y previsible en la concreción de su sentencia, esto es la piel de toro, la chusca de siempre.

Pero acatar la legalidad no implica, como dice Urkullu, "hincar la rodilla". En otros momentos históricos, hemos acatado la legalidad sin perder la reclamación posterior, debatiremos e impulsaremos las iniciativas políticas e institucionales necesarias para recorrer todas las posibilidades de la ley que aprobamos este viernes.

Pero todo esto no quita para entender que hemos cubierto un ciclo y que desde hoy comienza otro, un ciclo que deberá complementar, "como vengo opinando" la línea de lo político-político con lo político-social.
Si debo decir que lo político-social nunca lo hemos abandonado, pero ahora toca poner en el mismo nivel las dos vías que deben correr paralelas.

Ante estas dos vías, estando configuradas nuestras instituciones como lo están históricamente y entendiendo que mucho de los social se hace en las diversas instituciones, deberemos redefinir como y donde se general las estrategias globales, hasta ahora hemos cedido el liderato con la responsabilidad de algo centrado en el gobierno y el tripartito, hemos conocido el peso llevado por el "consejo político". Ahora todos conocemos la opinión de los socios sobre las propuestas electorales y en particular los modelos de coalición. Sentimos que sean contrarios, pero repitiéndolas en tantas ocasiones y con la responsabilidad de los ocurrido de la formación de los ayuntamientos su planteamiento nos hace tener clara su postura y ser reacios a las coaliciones de este tipo, seguramente podremos hacer acuerdos, pero los planteamientos de nuevas coaliciones serán difíciles de contemplar.

Dentro del Alderdi, tenemos un nuevo líder, el cual asumió una situación comenzada y anterior, hoy entrando en esta nueva etapa, después de cumplir con la palabra dada deberemos entrar en el diseño de la nueva etapa, desde dentro, desde la estructura interna para presentarla y que con la dirección del EBB, la AN y la afiliación con su participación, marquemos las tareas y las direcciones de los lideres que tenemos en todas las instituciones, contando con las diputaciones, ayuntamientos y con el peso importante del Gobierno, pero sin la asesorías obligatorias de cargos de obediencia propia y en casos lejanas de nuestro planteamiento como partido.

El comienzo de proceso Think Gaur 2020, nos presenta un espacio con el que redactar un proyecto nuevo y complementario de nuestra ponencias, una nueva forma de ejercicio contemplado en la ponencia política y abierto al complemento de la sociedad.

Tenemos un nuevo reto, un nuevo momento con la dirección del Alderdi, con los valores que podamos recibir, pero sin olvidar los que tenemos dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión