04 marzo 2009

Contra los nuevos frentes, POLÍTICA

Podría decir rápidamente, pero es mejor que cada uno lo lea el texto de la rueda de prensa (un poquito mas abajo), para mí, esto es responsabilidad y conocimiento de lo que tenemos y viene.
Un planteamiento con amplias miras, pero, sinceramente los que deberían ser interlocutores en esta propuesta, hablan demasiado, bueno, llevan hablando demasiado desde hace meses con cálculos ciegos y mal asesorados. En el fondo, es capacidad, otro elemento de la formación.

Podría decir, ! por la boca muere el pez ¡, que coño, lo digo, empezaron en campaña y no entendieron que el día después, es otro día y con otro discurso, el de los lideres, pero enfrente tenemos revanchistas con necesidades cuasi políticas hacia sus aparatos.

Cuando vemos como alguien, teórico líder, el cual pretende ser algo de todos y se cierra puertas diariamente, como estamos viendo, ante esto hoy, el PNV abre una nueva oportunidad para dialogar, con fines y mirar claras, estamos en el momento de demostrar la verdadera talla y no solo la medida que da el marketing y el alago de los propios, aunque también debemos de contar con las necesidades de justificaciones ante una derrota que hasta hace días seria una gran victoria. Sin olvidarnos de las necesidades de su jefe al fracasar en otros pagos.

Texto integro de la propuesta de EAJ-PNV, presentada por Iñigo Urkullu y los presidentes de las ejecutivas de Araba, Bizkaia, y Gipuzkoa.

Buenos días a todos y gracias por acudir a esta rueda de prensa en la que vamos a fijar la posición política de EAJ-PNV en torno a la próxima constitución de las Instituciones Vascas.

Merece la pena, antes de nada, recapitular sobre los resultados obtenidos en las pasadas elecciones. EAJ-PNV logró 30 escaños, ocho actas más de las que disponía en la pasada legislatura, superamos en mas de ochenta mil votos y en seis escaños a la segunda fuerza política; logramos claros triunfos en Bizkaia y Gipuzkoa y estamos casi empatados en Araba con la primera fuerza. Somos por tanto el partido líder en Euskadi y el auténtico ganador de las urnas.

Precisamente, desde la legitimidad que el triunfo electoral nos otorga, hemos convocado una ronda de conversaciones con el resto de formaciones políticas en orden a conocer su disposición en este proceso. El PNV es un partido institucional, con vocación de Gobierno como ha quedado demostrado a lo largo de toda su historia, especialmente desde 1977 hasta aquí. A lo largo de estos años hemos actuado siempre con responsabilidad y siempre guiados por la defensa de los intereses de Euskadi. Ahora vamos a obrar con la misma responsabilidad, con la misma altura de miras y también en pro del beneficio de nuestro País.

Con ese ánimo vamos a recabar del resto de formaciones su disposición a iniciar un diálogo político que alumbre un gran acuerdo de estabilidad política y económica para Euskadi. Un acuerdo de amplia base que permita fortalecer las instituciones vascas en un momento en el que ésta es más necesaria que nunca para afrontar las consecuencias de la crisis económica y la profundización en el autogobierno como herramienta para traer bienestar a nuestra ciudadanía.

La misma noche electoral expresamos nuestra convicción de que había que pasar página a la reciente época política que se ha caracterizado por el enfrentamiento para instaurar una nueva cultura política basada en el diálogo y la cooperación entre diferentes para alcanzar un sólido común denominador que permita impulsar desde las instituciones unas medidas económicas que luchen contra el desempleo y ayuden a reconstruir el tejido industrial. Es el momento de cerrar una etapa. No podemos caer en la tentación de abonar el terreno de la política de frentes.

Es el momento de la responsabilidad, del liderazgo compartido, de la profundización democrática, de escuchar a la sociedad y atender sus demandas y prioridades, de consensuar y acordar las políticas, en definitiva, de arrimar el hombro para sacar este País adelante.

Lo viene demandando la sociedad y sus agentes. Es necesario conformar un gobierno coherente, fuerte y estable para abordar la situación política y económica actual.

Euskadi tiene retos demasiado importantes que abordar cuanto antes. No podemos caer en dialécticas estériles que fomenten el enfrentamiento y paralicen nuestra sociedad. No podemos seguir alejando a la sociedad de la clase política. Debemos realizar política a escala humana.

Los problemas son de tal magnitud que es urgente compartir el diagnóstico y acordar entre una amplia mayoría cuantas medidas sean necesarias para abordar tales retos con las mayores garantías de éxito.

La salida a la crisis económica junto con la búsqueda de la paz y la normalización política de Euskadi son hoy las prioridades máximas de nuestra sociedad y los partidos políticos debemos situarlas también en la primera línea de reflexión y de actuación en los próximos tiempos. Indudablemente, el tratamiento a ambas prioridades y llegar a un diagnóstico compartido sobre ellas será la cuestión que más valoraremos a la hora de fijar nuestras preferencias en las alianzas que traigan la estabilidad a las instituciones.

No concebimos este proceso como la mera designación de un Lehendakari o de la Mesa del Parlamento, por importante que sean. Esos son actos que se agotan en un día. El verdadero reto está en gobernar los otros trescientos sesenta y cuatro días restantes y así hasta completar los cuatro años de la legislatura. Sería irresponsable, en esta delicada situación económica, someter nuestra arquitectura institucional a la inestabilidad o a experimentos que pueden valer para llegar a Ajuria Enea pero que luego indefectiblemente llevarán o a gobernar Euskadi desde el frentismo o si no a la parálisis de nuestro sistema institucional.

Este es el planteamiento que a partir de mañana jueves, empezando por el Partido Socialista de Euskadi, vamos a formular al resto de formaciones políticas. El PNV acude a estas citas con una abierta disposición al diálogo, predispuesto al acuerdo y consciente de la responsabilidad contraída por ser el partido al que la sociedad vasca le otorgó el pasado domingo el liderazgo de nuestro País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión