28 septiembre 2009

Norma de Bellini y algunos dando la nota

El sábado en el Euskalduna, la ABAO inauguraba la temporada con NORMA de Bellini, opera de Galos conquistados y Romanos conquistadores, algo como el palco de este sábado en Bilbao. El palco cambio de ocupantes y lo demostraron, los romanos que en Euzkadi pactaron la conquista, llegaron como los romanos al templo de los druidas de nuestra opera bilbaina.
La opera en casi todo el mundo es algo especial, mas en su acto de inauguración de la temporada, pero cuando algunos solo han escuchado música en su iPod y ahora por la gracia de birli y birloque deben "presidir" este tipo de actos sociales dan la nota, perdón, quería decir, que siguen dando la nota Vanity Fair. Cualquiera con mínima educación, sabe que cuando una opera esta iniciada después de un descanso, si decide ocupar su butaca, debe moverse como un fantasma, sin que los demás noten en exceso su mala educación por llegar tarde, pero hay progres que lo desconocen. En un afán de dar lustre, algunos dejaron hilos en la red con los que hacer sospechar que al nuevo lehendakari, además de la música moderna le gusta la música de estilo clásico, debía ser únicamente para la galería y con este desconocimiento la trupp de nuevos cargos, asesores y demás añadidos e iniciados en actos sociales, perdidos por el peloteo al nuevo lehendakari, no atendieron los conocidos avisos que normalmente se dan, para justificarse en el conocido "es que no sonó el timbre en la VIP", igual alguno debió pensar que le esperarían, que es lo que es y que deben esperan que ocupe se asiento, pero claro, la opera y la ABAO son cosa seria y solo deberíamos recordar como al resto les mandan al saloncito de la tele si se llega tarde. Como decía, iniciado el segundo acto, diez minutos después aterrizaban los chicos que llegaban tarde, además de llegar tarde, haciendo ruido, tanto que se escucharon los primeras peticiones de silencio y algún abucheo para los que asaltaban el palco como si de tienda de chuches se tratase, encabezado por PPatxi y señora. Pero no termino hay la cosa, segundo abucheo y mas tendido, llegaban los últimos que apuraban los pintxos y el tabaco. Tenían que ir cenados para casa, conocieron el disgusto de los que se pagan la temporada de opera, se llevaron la pitada los que la disfrutan por la cara. Esperemos que la Sonseles, Sra de Zapatero de nociones de como comportarse al nuevo lehendakari, aunque con la imagen de las niñas del "presi" igual es trabajo baldío. En acto publico, la primera en el Euskal encounter, la segunda Norma en el Euskalduna, ¿cuantas vendrán?

3 comentarios:

  1. Aitor,

    TE CORRIJO.

    NO PUEDES MOVERTE COMO UN FANTASMA, porque según la ABAO, si llegas tarde, te vas a la cafetería con la televisión a seguir la ópera, y cuando llegue el entreacto, podrás ocupar tu localidad.

    Pero claro, ¿Qué diferencia a un 48 barra que paga su localidad del Sr. Lopez?

    ResponderEliminar
  2. es que según cuentan las malas lenguas, tuve que salir para darle unas caladas al Malboro que compro en el Lepanto.

    ResponderEliminar
  3. En mi casa se dice de esos " zorri biztue". En fin, como los piojos resucitados

    ResponderEliminar

Deja tu opinión